PHUMZILE MLAMBO-NGCUKA, DIRECTORA EJECUTIVA DE ONU MUJERES

Phumzile Mlambo-Ngcuka

 

(Nueva York, 10 de Julio) El Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon ha anunciado hoy el nombramiento de la Sra. Phumzile Mlambo-Ngcuka, de Sudáfrica, como nueva Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, la organización que lidera el trabajo de las Naciones Unidas a favor de la igualdad de género y los derechos de las mujeres.

Lea más >>



PUBLICACIONES DESTACADAS

PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE MUJERES INDÍGENAS Y AFRODECENDIENTES



PROYECTOS DESTACADOS


unetelogppeq


REMMA


PSG


generalo_logo


serbolivianoes


convivir

_______________________________

 

Inicio Noticias ONU Las mujeres del pueblo kichwa de Sarayaku y su participación en el proceso de defensa del territorio y en la demanda al Estado ecuatoriano ante la CIDH, hasta obtener la sentencia favorable.
Las mujeres del pueblo kichwa de Sarayaku y su participación en el proceso de defensa del territorio y en la demanda al Estado ecuatoriano ante la CIDH, hasta obtener la sentencia favorable.

 

El Pueblo Kichwa  de  Sarayaku de aproximadamente 1200 habitantes, de los cuales el 50% son mujeres, se encuentra ubicado en el centro sur de la amazonia de Ecuador, en la provincia de Pastaza.  En Sarayaku el Concejo de Gobierno de TAYJASARUTA, que es nuestro sistema organizativo propio está conformado por las autoridades tradicionales y las agrupaciones de mujeres, jóvenes, ancianos y dirigentes.


Dentro del sistema de vida tradicional se evidencia una complementariedad en el trabajo por género, donde la agricultura, la cerámica, el canto, la preparación y el convite de alimentos y de asua (chicha de yuca) y el cuidado de los niños son actividades femeninas por excelencia, mientras que la cacería, la pesca, el tejidos de fibras para la confección de hamacas, shigras y canastas, los labrados de madera como la canoa y utensilios del hogar y de cacería, la realización de los instrumentos musicales como pífano, tambor, flauta y violín y la construcción de casas son actividades en mayor parte masculinas.


sarayaku

 

Sarayaku se ha caracterizado desde hace muchos años por la defensa de su territorio ancestral. En al año 1992 incentivó a que la organización provincial indígena, en ese tiempo la OPIP liderara la marcha histórica hacia la capital por la adjudicación de los títulos territoriales de los pueblos indígenas. En ese tiempo se pudo escuchar retumbar la voz de una mujer de Sarayaku, Beatriz Gualinga quien con valor y coraje se dirigió al Presidente de la República y su voz recorrió el mundo. A través de la marcha y acciones de incidencia se logró la legalización de los territorios en los que estamos asentados actualmente. Beatriz, madre de varios líderes conocidos de Sarayaku es en la actualidad la inspiración para las mujeres jóvenes.


En 1996, el territorio Sarayaku fue adjudicado por el Estado a la Empresa Argentina Compañía General de Combustibles (CGC) denominándole bloque 23, y en el año 2002 la empresa ingresó violenta y arbitrariamente al territorio con respaldo del gobierno. Frente al ingreso  de la empresa acompañada de militares, las mujeres de Sarayaku, tuvieron el coraje de tener una visión y decisión clara sobre el futuro de nuestro pueblo. Jamás se dejaron convencer y promovieron  la resolución asumida en la Asamblea del Pueblo que tuvo como planteamiento central que “Jamás se permitiría que los territorios fueran  campos petroleros y que si fuera necesario entregarían sus vidas”. Con esta decisión las mujeres kichwas nos lanzamos a la lucha en la selva, defendiendo igual y junto con los hombres nuestro territorio.


Las mujeres cargando a los hijos pequeños a las espaldas, organizándose para que las abuelas se hicieran cargo del cuidado de los más grandecitos, abasteciendo la logística, soportando la tortura de la que fueron objeto  los esposos y los hijos,  se movilizaron en canoas e hicieron frente a la militarización del territorio,  aun así la empresa dejó en territorio Sarayaku tonelada y media de explosivos enterrados, que  continúan allí. Fueron  4 meses de lucha en la selva lo que ha dejado hasta ahora profundas huellas para los que vivimos ese proceso, pero también la suficiente fuerza y valor para defender nuestros derechos colectivos y por acceder a la justicia.


Meses después, la empresa petrolera se retiró del territorio de Sarayaku. Terminaba así la lucha en la selva y empezaba la lucha  por la defensa del territorio en otros escenarios, a nivel nacional y a nivel internacional. Frente a nuestro proceso se tuvo que hacer frente a los juicios en contra de los líderes, las amenazas y campañas de difamación, había llanto y desesperación de nuestras madres, angustia e inseguridad en nuestros niños. Finalmente agotadas las instancias legales a nivel nacional, se logró acceder al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.


En el 2003 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos nos tendió la mano con las primeras medidas cautelares de protección. En el 2004 la Corte Interamericana nos dio medidas provisionales y así empezaron 9 años de proceso de litigio ante el Sistema  Interamericano. En el transcurso, la voz de la mujer de Sarayaku ha sido firme y fuerte. Nos hemos  dirigido a los medios, a la población nacional, se ha dado a conocer la forma de vida, organización del pueblo de Sarayaku, y la motivación que hemos tenido para defender el territorio, nuestra cosmovisión y cultura.  Las mujeres kichwas de Sarayaku hemos participado activamente en todas las Asambleas donde se han tomado decisiones trascendentales, han participado en audiencias  y en julio de 2012, en la delegación de 16 representantes del Pueblo de Sarayaku que incluía la representación de jóvenes, ancianos, niños,  el 50% estuvo conformada por mujeres. Nos dirigimos a San José de Costa Rica para la Audiencia Final del caso Sarayaku y la Corte Interamericana escuchó a 4 testigos,  2 mujeres y dos hombres quienes brindamos nuestro testimonio a la Corte sobre las vivencias, los atropellos sufridos, demostrando ante el mundo nuestra dignidad como pueblo.


En lo posterior a la audiencia, la CIDH decidió visitar Sarayaku  en abril del 2012. Escuchó testimonios de ancianos, niños, jóvenes, mujeres y hombres sobre las violaciones sufridas.  El pasado mes de julio de 2012, la CIDH emitió su Sentencia al Estado de Ecuador por haber violado los derechos humanos fundamentales del Pueblo de Sarayaku. La sentencia crea un precedente importante para el país, la región y el mundo contribuyendo a crear jurisprudencia relacionada con los derechos de los pueblos indígenas. Aborda temas transcendentales como el tema de la consulta previa, instando a que se desarrolle conforme a  estándares Internacionales, debe ser realizada de buena fe y conforme a nuestras prácticas ancestrales, respetando nuestras estructuras organizativas y cosmovisión.


La sentencia de la CIDH establece que el gobierno del Ecuador debe pedir disculpas públicas al Pueblo de Sarayaku, retirar los explosivos enterrados en nuestro territorio, indemnizar al pueblo por daños materiales e inmateriales, capacitar en derechos colectivos a las instituciones militares, policiales e instituciones públicas, siendo el tiempo máximo de su cumplimiento el de un año. Las mujeres kichwas hemos contribuido en este proceso de forma activa y aún esperamos que el gobierno implemente  la sentencia.


Fuente:  Patricia Gualinga (Dirigenta de la Mujer- Pueblo Kichwa de Sarayaku)